La jueza federal María Romilda Servini de Cubría reconoció que en la Justicia "hay una puerta giratoria" para las personas que cometen delitos y pidió modificar la ley de excarcelaciones. "Las cosas se pueden mejorar, pero no hay intención de mejorarlo", lanzó.

"No hay lugar para dejarlos detenidos y hay leyes que hay que reformar como la de excarcelación", apuntó Servini de Cubría al hablar sobre el colapso del sistema carcelario. En cuanto a los cambios que considera se deben hacer a esa norma, agregó: "Hay que revisarla y tomar conocimiento de cuál es la realidad y no se puede hacer con tecnicismos".


En diálogo con Lanata sin filtro, para graficar su reclamo la jueza recordó que en 1984 tuvo seis motines en distintos institutos de menores. "Llegó un momento en el que no había dónde alojar a un menor y teníamos que dejarlos a los padres, que era lo mismo que estén en la calle".

Sobre esto último, ahondó: "Se ha llevado una política de garantismo que lleva a que el delincuente esta mejor en la calle que detenido".

Embed