Sergio Maldonado querellante en la causa por la muerte de su hermano de Santiago, pidió a la Cámara que habilite nuevas pericias en la zona donde se halló el cuerpo y que le otorgue su derecho avalado por protocolos internacionales a sumar veedores independientes en la causa por tratarse de un caso con participación de fuerzas federales.

La apelación presentada por la familia cuestiona la instrucción penal que lleva más de 100 días de sombras. Desde el pedido de la intervención de expertos internacionales, hasta la necesidad de enmarcar la responsabilidad de Pablo Noceti en los hechos, Sergio Maldonado mostró disconformidad con la investigación.

El portal Nuestras Voces reveló que la familia reclamó que la Justicia regrese al lugar del hallazgo del cuerpo para completar pericias fundamentales que no se hicieron en el río. Y también concentrar la pesquisa sobre el grupo de gendarmes que actuaron en la represión en el marco de la causa de desaparición forzada.

En contraposición a lo sostenido por Lleral, Sergio Maldonado no aceptó que la Justicia Federal haya ayudado a esclarecer la muerte de Santiago: “Rechazamos que la Justicia haya ejercido sus deberes y facultades en procura de la búsqueda y hallazgo de Santiago y bregado para garantizar el derecho a la verdad de sus familiares. La remoción del Juez original de la causa exime de mayores comentarios”.

El 24 de noviembre será la fecha en que se conocerán los resultados de la autopsia. Más de 50 peritos forenses darán a conocer su posición y se abrirán los sobres lacrados en la Morgue Judicial que depende de la Corte. Es muy probable que ese día no se esclarezcan definitivamente la data y la mecánica de l