El Servicio de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) despidió esta semana a 128 trabajadores, de los cuáles la mayoría eran técnicos que debían resguardar la salubridad de los alimentos que ingieren los argentinos y que se exportan. Además denuncian que se han perdido puestos fronterizos que garantizaban que las plagas no afecten los cultivos.

"El SENASA está desfinanciado y por su desfinanciamiento se están cayendo programas esenciales para el control de enfermedades y plagas. En este momento el HBL, plaga que afecta a los cítricos y pone en riesgo la esa producción y la exportación de cítricos ya está en Entre Ríos", informó ATE en un comunicado.

Desde la organización sindical además alertaron que el gobierno levantó las barreras sanitarias en algunas provincias que impedían el ingreso a la Argentina de plagas que afectan el cultivo. "SENASA acaba de levantar las barreras de Villa Olivari y Yapeyú (Corrientes) de San Jaime de la Frontera (Entre Ríos) y de 7 de Abril (Tcumán) entre otras despidiendo al personal que efectuaba estos importantes controles", denunciaron desde ATE.

"Despidiendo personal técnico profesional e intentando poner esa responsabilidad de control y erradicación en entes privados que no garantizan al mundo la seriedad y credibilidad necesaria para cumplir con las aspiraciones presidenciales de convertir a la Argentina en Supermercado del mundo", sostuvieron.

Las provincias donde se efectuaron reclamos son Salta, Tucumán , Chaco, Formosa, Entre Rios, Corrientes, Misiones, San Juan, Mendoza, Santa Fe, Buenos Aires, Río Negro y la ciudad de Buenos Aires.

LEER MÁS: El Gobierno recortó 50% el presupuesto al organismo que controla los alimentos

En esta nota