Según dos de los prefectos que realizaron el primer rastrillaje al río Chubut, a solo 5 días de la desaparición de Santiago Maldonado, la profundidad de agua en ese entonces no superaba el metro y medio, no había pozones en la zona ni grandes correntadas, tal como viene sosteniendo la familia desde un primer momento.

LEÉ MÁS: La familia Maldonado reiteró su enojo con el Gobierno nacional

Los datos se desprenden de la declaración testimonial de Leandro Ruata y Juan Carlos Mussin, los prefectos que estuvieron al frente del rastrillaje del 5 de octubre, y fueron revelados por la agencia Cadena Sur.

En el informe consta que el río había buena visibilidad, el fondo estaba constituido por arena, arcilla y rocas, la profundidad variaba entre 1 y 1,5 metros y había escasa velocidad de corriente.

Embed

La familia Maldonado viene sosteniendo que el río tenía baja profundidad en la fecha que desapareció Maldonado y que la misma creció en las últimas semanas, ya que se trata de un río de deshielo.

Cuando se halló el cuerpo, el diario Clarín sostuvo que Maldonado se halló en una zona con pozos y en un lugar con una profundidad de hasta 3 metros, lo que podría sostener que el joven se ahogó solo intentando cruzarlo y que el cuerpo pudo haber estado oculto allí producto de la vegetación.

Aun se aguardan los resultados de los estudios complementarios de la autopsia. Solo se conoce que el cuerpo no presentaba heridas visibles.