En medio del escándalo por la desaparición de Santiago Maldonado, la Gendarmería Nacional consideró que el fiscal Alberto Nisman fue asesinado, luego de realizar una nueva pericia ordenada por la Justicia, según reveló el portal Infobae.

Según la versión, esta conclusión habría sido reconocida por veintiocho integrantes de la Gendarmería. La pericia realizada por la fuerza de seguridad señaló que al fiscal lo mataron de un tiro en la cabeza y que luego se limpió el lugar para simular un suicidio.

LEÉ MÁS: Los increíbles motivos por los que el Gobierno sigue apoyando a la Gendarmería

El estudio se realizó en una réplica del baño donde apareció muerto el fiscal federal, que fue montada en el Edificio Centinela, de la Gendarmería. Además, los estudios de abogados Lanusse y Romero Victorica –querellantes-, y Rusconi –defensor del técnico informático Diego Lagomarsino-, se habrían hecho presente con 6 peritos en el lugar.

La versión indicó para la Gendaermería y los querellantes que Nisman fue asesinado, mientras que la defensa de Lagomarsino consideró que se trató de un suicidio. La semana próxima, todos los peritos volverán a encontrarse en el Edificio Centinela.

Cumplirán allí con el procedimiento que dispone el artículo 252 del Código de Procedimiento Penal que ordena la elaboración de las conclusiones, para luego elevarlas a la Justicia Federal.

Varios medios habían anticipado semanas atrás que el informe tendería a resolver el confuso hecho del domingo 18 de enero de 2015 como un asesinato.

En su una nota para Ámbito Financiero, la periodista Liliana Franco explicó que "desacreditar a la Gendarmería (tras la desaparición de Maldonado) tendría un beneficio para aquellos involucrados en la causa de la muerte del fiscal Alberto Nisman", dejando entrever que el informe ya estaba orientado.

Según Franco, esa era la razón por la cual Patricia Bullrich defendía a rajatabla a los uniformados. Cabe destacar que la ahora ministra de Seguridad, fue junto a Laura Alonso, una de las últimas personas que hablaron con el fiscal antes de su muerte y la principal defensora de la teoría de un asesinato.