La secretaria gremial de Suteba, María Laura Torre, advirtió este miércoles que la nueva propuesta que realizó el Gobierno bonaerense "fue casi la misma, o peor", porque dejaba supeditado el incremento salarial al índice inflacionario, y reclamó a la Nación "voluntad política" para resolver el conflicto y que comiencen las clases.


La dirigente cuestionó además el anuncio de la gobernadora María Eugenia Vidal de convocar a voluntarios en caso de que se ratifique el paro anunciado para el 6 y 7 de marzo, y aseguró que fue "una provocación".

"Estamos parados en un lugar complejo porque ayer la verdad que no tuvimos propuestas, fue casi la misma o peor, porque el ministro de Economía (Hernán) Lacunza planteó que sacaba el 18 por ciento de piso y que la propuesta era lo que la inflación dé", señaló.

En declaraciones a radio Rivadavia, Torre explicó que con la nueva propuesta, que implica aumentos cada tres meses de acuerdo a la inflación que mide el Indec, los docentes de salario inicial recibirían un incremento de 111 pesos, y los de mayor sueldo, de 170.

Además, contó que los ministros no pudieron responder de cuánto iba a ser el incentivo docente, una parte importante de los salarios de los maestros, porque no hubo paritaria federal, por lo que le pidió "voluntad política" al Gobierno nacional para resolver el conflicto.

"Si hay decisión política, las clases pueden comenzar. Ahora, si no se convoca a la paritaria nacional, no van a empezar", advirtió.

Ayer, la negociación salarial entre el gobierno bonaerense y los gremios docentes pasó a un cuarto intermedio, a pedido del Gobierno provincial, y los docentes aguardan el llamado para retomar la discusión que busca destrabar el conflicto que, por ahora, tiene en duda el comienzo de clases pautado para el próximo lunes.

En esta nota