A partir de marzo la AFIP pone en marcha el sistema que "blanquea" a los propietarios que alquilan su vivienda y este hecho generaría una fuerte alza en los alquileres.

Es que se oficializará la medida de la aprobada Ley de Ganancias donde los inquilinos podrán deducir ese impuesto y ahorrar hasta un 40% en el pago del alquiler.

Podrán hacerlo cuando carguen en una nueva página web de la AFIP para que los inquilinos de vivienda única suban en el sistema el contrato de alquiler vigente y las facturas del locador o propietario.

Embed

Así podrían deducir de la base imponible de Ganancias hasta un 40% de las sumas pagadas de alquileres de inmuebles "destinados a su casa habitación". Habrá un tope de $ 4.330 mensuales o $ 51.967 anuales.

El mayor problema que podría haber es un fuerte aumento de los alquileres, ya que los propietarios podrían hacerle cargar ese "blanqueo" a los inquilinos. Así lo explica German Gomez Picasso, director de Reporte Inmobiliario, quien le confirmó al diario Clarín: "En los nuevos contratos, los propietarios podrían pasar el costo del impuesto que hoy no están pagando al precio del futuro alquiler. Por eso, puede originar algún incremento en el precio de los alquileres".

Además, Picasso contó: "Es una buena medida para el inquilino, pero puede provocar un alza en los precios de los alquileres. Es que en la gran mayoría de los casos, los propietarios no emiten factura a los inquilinos".