Al menos dos protestas callejeras se llevarán a cabo este lunes en la ciudad de Buenos Aires, en rechazo de la primera visita que realizará al país el presidente de Brasil, Michel Temer, tras asumir en ese cargo a raíz de la destitución de Dilma Rousseff.

El Frente de Izquierda anunció que militantes y dirigentes se manifestarán a las 13 en la puerta de la Cancillería para "repudiar la presencia del presidente Temer en Argentina".

"Jaqueado por las movilizaciones en repudio al ajuste, Temer viene a la Argentina a buscar el apoyo de otro ajustador, Mauricio Macri", sostuvo el legislador porteño Marcelo Ramal.

Por eso, "la izquierda se movilizará en forma independiente a los voceros de Kirchner y Dilma, o sea, de quienes pavimentaron el camino a los Macri y Temer", aseguró, en referencia a la postura contraria a la presencia del mandatario brasileño que manifestó el Frente para la Victoria.

Diputados kirchneristas habían expresado el sábado su "absoluto rechazo" a la visita oficial al considerar que Temer "ocupa de facto la presidencia de Brasil luego de haber sido desplazada mediante un golpe institucional Dilma Rousseff".

En este marco, una amplia coalición de sectores sindicales, políticos y sociales, integrada por las dos CTA, ATE Capital, CTERA, el Movimiento Evita, la Organización Barrial Tupac Amaru, el Partido de la Victoria, el Bloque de Diputados Nacionales Peronismo para la Victoria y organizaciones brasileñas, entre muchas otras, organiza una actividad de repudio al avance de las políticas neoliberales en América Latina en Plaza de Mayo a partir de las 17.

Esta coalición lanzó una solicitada de repudio a la visita de Temer, donde cuestionan los vicios de procedimiento del juicio político a Dilma Rousseff y la complicidad del Supremo Tribunal Federal en el golpe en Brasil.

Asimismo, denuncian los intereses a los que representa el gobierno de Temer, "el representante de quienes vienen a imponer, sin ninguna legitimidad de origen ni de ejercicio, un programa neoliberal de pérdida de derechos de las mayorías, de retrocesos en materia de derechos, de concentración de la riqueza, de pérdida de soberanía sobre los recursos estratégicos de Brasil y de sumisión a los intereses geopolíticos foráneos".

El presidente Mauricio Macri recibirá este lunes al mediodía en la residencia de Olivos a su par de Brasil, Michel Temer, con el propósito de darle un nuevo impulso a las relaciones bilaterales y lograr el fortalecimiento económico y comercial del Mercosur, las negociaciones externas del bloque así como la seguridad y el desarrollo de la región fronteriza, en lo que será la primera reunión bilateral entre ambos tras la destitución de Dilma Rousseff.

Según se informó oficialmente, Macri agasajará a partir de las 13 a su par de Brasil con un almuerzo en el salón comedor de la residencia de Olivos del que participarán ambos cancilleres, Susana Malcorra y José Serra, y otros ministros de los dos países y luego darían a conocer una declaración conjunta anunciando el relanzamiento de las relaciones bilaterales, con proyectos considerados de prioridad a corto y mediano plazo.

En esta nota