Hace exactamente un mes, el Gobierno salió a anunciar con bombos y platillos el crecimiento del consumo de cemento como una gran noticia que preanunciaba la llegada de la reactivación para finales de este segundo semestre. Sin embargo, la realidad vuelve a golpear al discurso oficial, ya que esa estadística volvió a mostrar una severa caída.

El "brote verde" no fue tal y, según los datos de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland, el despacho de ese insumo indispensable para la construcción cayó en picada en septiembre en relación con el mismo mes del 2015: 11,1%. Si la comparación es con agosto, la merma es del 4,1%.

En relación al consumo interno, vinculado a la obra pública y privada, el descenso es del 11,5% interanual y 4,1% contra agosto.

El acumulado sigue siendo negativo para el gobierno. Entre enero y septiembre de este año se produjo un 12,4% menos que en el mismo lapso de 2015.

La euforia oficial

En agosto, este indicador había arrojado números positivos, con un ascenso del 6% interanual y 23% contra julio. Ese dato fue difundido por varios de los actuales funcionarios, que vendieron ese número puntual como el indicio de una reactivación inminente, algo que el resto de las estadísticas oficiales no mostraban.

Embed

Embed

Embed

Embed

Embed