En los últimos días, Daniel Scioli no fue noticia por sus reuniones con dirigentes e intendentes ni por recorrer localidades de la provincia de Buenos Aires. El ex candidato a Presidente por el Frente para la Victoria ocupó las primeras planas de los diarios y revistas por la pelea con su novia Gisela Berger, por una supuesta infidelidad de Scioli.

El ex motonauta contó que será nuevamente papá, pero el escándalo estalló cuando Berger contó que Scioli le habría pedido que se realice un aborto. La polémica ocupó horas en los distintos programas de televisión, pero pese a la grave denuncia que sufrió en su contra Scioli no habría sentido afectada su imagen.

LEER MÁS: Macri firmó un pacto clave con China acordado durante 2014

Según un relevamiento de la consultora DICEN, antes de la difusión de los mensajes de whatsapp con la modelo Sofía Clerici, Scioli tenía una imagen positiva del 40,5 por ciento. Tras el escándalo, apenas se vio afectada y quedó en 39,4 por ciento.

Lo particular es que la negativa era del 52,2 por ciento y ahora es del 51,7 por ciento. El 8,9 por ciento restante no sabe o no contesta ante la consulta.