El ex gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, afirmó que tras las elecciones de octubre, la administración del presidente Mauricio Macri lanzará “una segunda etapa del ajuste”, y consideró que el peronismo debe “darle una alternativa de unidad a la gente” de cara a los próximos comicios legislativos.

"No hay que confundir ni tergiversar las cosas, Cristina convocó a la unidad en defensa de los derechos vulnerados. No se habló de proscripciones. Y si esa unidad no se da, iremos a la interna y san se acabó", dijo Daniel Scioli este lunes por la noche en un acto que se celebró en la Sociedad de Socorros Mutuos de San Miguel de Tucumán, y donde la dirigencia local del peronismo selló un documento de unidad de todos los sectores.

El ex candidato presidencial por el Frente para la Victoria en la compulsa presidencial de 2015 observó que hace dos años, “Argentina era un país con movilidad social ascendente y estaba por comenzar un segundo período de reindustrialización basado en la tecnología”.

“La gente hoy se da cuenta que con Cristina estaba mejor. Se cerraron fábricas, se aumentaron tarifas y nos dicen que lo hicieron para evitar que seamos Venezuela. Argentina es otra cosa”, remarcó Scioli.

De cara a las próximas elecciones, Scioli estimó que el peronismo bonaerense debe presentar “una propuesta programática basada en la unidad". “Cristina fue clara y nos pidió la unidad. Tenemos que darle una alternativa a la gente para frenar esta política económica. Esa es nuestra responsabilidad”, subrayó.

E insistió: "Está elección es la oportunidad de escuchar en las urnas la voz del pueblo. Eso es lo que tenemos que representar para revertir esta situación".

El esquema que prevalecía entrando al fin de semana era la presentación de la ex presidenta Cristina Kirchner como candidata a senadora por un espacio que se llamaría "Frente Ciudadano" y entregarle el PJ a Florencio Randazzo.

Esa alianza estaría compuesta por seis partidos: Nuevo Encuentro, de Martín Sabbatella; Kolina, de Alicia Kirchner; el Partido de la Victoria; el Partido Comunista; el Frente Grande; y el Partido Solidario, de Carlos Heller.

Si esa opción prevalece, no habrá competencia interna en las PASO y Randazzo se quedaría con el sello bonaerense del partido fundado por Juan Domingo Perón, así como los fondos y los espacios gratuitos asignados en los medios de comunicación.

Sin embargo, había otras variantes en danza: como cree el randazzismo, que la ex mandataria no sea candidata y por lo tanto que surja aquel Frente Ciudadano con otro nombre como cabeza de lista (se llegó a mencionar a Máximo Kirchner, Axel Kicillof y Verónica Magario) o que esa lista enfrente al ex ministro de Interior y Transporte.

Del acto en el que estuvo Scioli participaron los concejales locales Juan José Castro y Bruno Baschetti, además de diputados nacionales y provinciales, entre otros dirigentes. Allí, se firmó un documento en el que quedó expresada "la necesidad de la unidad".

En esta nota