El presidente de Colombia Juan Manuel Santos recibió el viernes 7 de octubre el premio Nobel de la Paz como un regalo del cielo en una semana muy complicada para él después de que su propuesta de Acuerdo de Paz con las FARC fuera derrotada en el plebiscito cinco días antes.

El comunicado de prensa del comité que entrega el premio fue inusitadamente largo y explicó en detalle los motivos por los que decidió otorgarle el reconocimiento a Santos incluso después del rechazo al Acuerdo en el plebiscito. "El referéndum no fue un voto a favor o en contra de la paz -dice el comunicado- Lo que rechazó el "No" fue un acuerdo de paz específico pero no el deseo por la paz".

En este sentido el premio está en sintonía con las importantes manifestaciones del miércoles 5 en varias ciudades y donde se pedía por la paz sin banderías "por todo lo que nos une y en contra de todo lo que nos separa." Sin lugar a dudas el premio es un aliciente para continuar con el proceso, más después del revés sufrido el 2 de octubre.

En esta nota