Según el Indec, la pobreza en Rosario fue del 26,3 por ciento al cierre del primer semestre de este año. Esto determinó el descenso en el primer semestre del 2017 de 0.4 puntos respecto al segundo de 2016, cuando alcanzó el 26.7 por ciento, aunque alarma el drástico aumento de indigentes.

LEÉ MÁS: Subió la pobreza y la indigencia en la Ciudad, según el INDEC

El organismo indicó que la cantidad de pobres se redujo en 439.080 personas en los aglomerados relevados pero un dato llama la atención y es el crecimiento pobreza extrema.

Del total de personas pobres, el 6,2 por ciento pasaron a la indigencia, 0,1 puntos porcentuales por encima de la misma medición del año anterior.

En los números generales, se puede ver un crecimiento del número indigentes, aunque en Rosario la situación es aún más alarmante: se duplicó la cantidad de personas que no llega a cubrir las necesidades básicas de un 3,8% en 2016 a un 7% en el primer trimestre de este año.