El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, está por cumplir 10 meses de gestión y ya acumula 6 funcionarios de primera y segunda línea que renunciaron o fueron echados de sus cargos.

La más resonante de las renuncias fue la del exministro de Hacienda, Carlos Alfonso, por dfierencias con la gestión del radical aliado al gobierno de Mauricio Macri. Ahora, según señala Perfil.com, el que dejó su cargo fue el secretario de Deportes, Luciano Demarco.


A fines de febrero, Carlos Guari dejó su puesto de secretario de Comunicación, tras un hermetismo oficial a los pocos días de haber sido detenida la dirigente Milagro Sala. Ese mismo mes también dio un paso al costado el entonces secretario de Industria, Sergio Aramayo.

En septiembre, envuelto en el escándalo por la tala de árboles en una zona protegida en la localidad de Yala, el secretario de Biodiversidad, Lucio Giménez, dejó su cargo. En ese mismo mes, dejó su cargo también el exsecretario de Ambiente, Hernán de Arriba.