La provincia de San Luis busca potenciar un "federalismo reforzado", imitando la autonomía de las provincias españolas. Esto implicaría mayor libertad al aplicar leyes civiles y penales y en la aplicación de impuestos.

Dentro de esta propuesta, existe un proyecto que genera polémica y ya llevó a un funcionario de Cambiemos a acudir al INADI: planea cobrarle un plus del 10% en impuestos a las empresas que contraten empleados que no sean puntanos.

Rodríguez Saá adelantó que le propondrá al Poder Ejecutivo un proyecto para que su provincia tenga un "federalismo reforzado" al modo de las autonomías españolas como Cataluña y el País Vasco. Al justificar su propuesta, deslizó que se siente "discriminado" en el reparto de la coparticipación y que su idea facultaría también el cobro de los impuestos nacionales. "En vez de que Nación nos de la parte, nosotros se la damos a Nación", afirmó.

El denunciante es el diputado provincial por Cambiemos Alejandro Cacace, quien sentenció la propuesta con "tintes xenófobos, desadjudicando viviendas y dificultando la posibilidad de trabajar a nuestros compatriotas que provienen de otras provincias y ser Puntano es otra cosa”.