El Gobierno autorizó este miércoles un aumento del 5% en las cuotas mensuales de las prepagas, que se aplicará desde el primero de septiembre próximo, y desde octubre no se aplicaría un ajuste similar del 5 por ciento, como se había informado.

Según informaron voceros de la secretaría de Comercio a El Destape, esa alza que fue pedida por la Superintendencia de Servicios de Salud para octubre fue desestimada por la secretaría que conduce Miguel Braun.

El incremento de septiembre quedó establecido a través de una resolución del Ministerio de Salud, publicada en el Boletín Oficial.

"Autorízase a todas las Entidades de Medicina Prepaga inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga un aumento general, complementario y acumulativo del valor de las cuotas mensuales que deben abonar sus usuarios, de aquel que fuera aprobado en mayo de 2017 mediante Resolución N° 613-E/2017, de 5% a partir del primero de septiembre de 2017", según el texto oficial.

El Poder Ejecutivo señaló que las empresas del sector "deberán extremar los recaudos necesarios para notificar de manera fehaciente a los usuarios, a fin de que aquellos tengan cabal información de dicho aumento".

Además, aclaró que este incremento, como todos los que se aplican, debe estar "fundado en variaciones de la estructura de costos y en un razonable cálculo actuarial de riesgo" de las empresas.

El aumento en las cuotas de las prepagas superará este año la inflación prevista por el Gobierno: a las subas ya autorizadas de febrero (6%), julio (6%), agosto (5%) se suma ahora septiembre (5%).

De este modo, el precio de la medicina prepaga habrá aumentado un 22% a lo largo de 2017: el Banco Central insiste con que la inflación de este año será del 17%, mientras que las consultoras privadas creen que se ubicará en no menos del 20%.

Un plan para una familia de cuatro personas varía entre 4 mil y más de 10 mil pesos, según los servicios que se brinden. El sistema de medicina privada cuenta con 5 millones de usuarios, de los cuales un millón son voluntarios, mientras que el resto deriva sus aportes a las distintas obras sociales.

En esta nota