Diego Pablo Simeone analizó el fixture que tendrá la Selección argentina en el Mundial de Rusia 2018 y evocó un feo recuerdo de la eliminación en el Mundial de Corea-Japón 2002.

LEÉ MÁS: Rusia 2018: Un campeón del mundo disparó contra Mascherano y pidió que no juegue el Mundial

El actual entrenador del Atlético Madrid fue consultado sobre los equipos contra los que jugará Argentina en la fase de grupos del Mundial y su respuesta no fue muy alentadora. "No me gusta el orden de los partidos", lanzó.

"Nos pasó a nosotros en Japón. Nigeria era el más débil y el primero, Suecia era mejor y en el medio estaba Inglaterra, el más potente. Igual que ahora. Islandia, en teoría, todos se imaginan que será el rival sencillo. Pero si empatan Croacia y Nigeria, entonces tu resultado contra Croacia en la segunda fecha es obligado", evaluó en una entrevista brindada a La Nación.

Y amplió: "Es la copia de 2002: el más fácil primero, pero incluso la victoria no te garantiza nada; el más duro al medio y, según lo que pase, quedás totalmente condicionado para la última fecha. Puede salir mal, nosotros ya lo sabemos"

El Mundial de 2002 significó un triste final en el combinado nacional para el 'Cholo', uno de los que más veces vistió la camiseta albiceleste.

"Si Nigeria le gana a Croacia y nosotros a Islandia, entonces tu partido con Croacia es una cagada porque para ellos es clave. Nigeria le ganaría a Islandia, sumaría seis puntos y en la última fecha jugaría clasificada y peligrosamente distendida. Y Croacia, si te ganó a vos, va con Islandia, que ya quedó afuera de todo", teorizó.