La hija del genocida Miguel Etchecolatz rompió el silencio y contó que fue a la marcha en contra del fallo de la Corte Suprema que beneficiaba a los condenados por delitos de lesa humanidad -a su padre, entre otros- con el cómputo de la condena por el 2x1.

Mariana D- que cambió su apellido hace un año- describió a Etchecolatz como "un ser infame, no un loco. Un narcisista malvado sin escrúpulos". Además dijo que nunca quiso a su familia. "Aparentaba tener una familia, pero nos tenía asco y era encantador con los de afuera", dijo.

LEER MÁS: El Gobierno promulgó la ley que limita el 2x1 a represores

En una entrevista con la Revista Anfibia, la mujer contó que dejó de vivir con Etchecolatz cuando cayó preso por primera vez en 1984. "Al principio lo visitábamos, pero después mi madre, María Cristina, pudo decirle en la cara que íbamos a dejar de verlo", contó en la entrevista con Juan Manuel Mannarino.

Acerca de la situación actual del torturado Etchecolatz, Mariana dijo: "Me temo que aún sigue sosteniendo poder desde la cárcel, no es un ningún viejito enfermo, lo simula todo".

La mujer además contó que su madre se volvió a casar y se fue al exterior. Sus hermanos rearmaron su vida y se fueron a vivir al interior del país.

En esta nota