Embed

¿Por qué se aliaron con el kirchnerismo si durante años se opusieron al gobierno de Cristina Kirchner?

Nos lo exige la realidad de la Argentina. La política del gobierno nacional que es el ajuste. En San Luis, nos están llevando a suspensiones y despidos de empresas. En este marco, nuestro gobernador dijo que debemos convocar a la unidad amplia y en la provincia de Buenos Aires llegamos a un acuerdo para que la encabece Cristina Kirchner.

Usted vive en José C. Paz ¿Cómo ves la situación en el distrito?

Percibo que el primer tejido que se rompe es el social, los sectores más humildes. Nosotros estuvimos llevando bolsones de comida, porque la verdad es que no llegan a comer y eso da tristeza. Duele además, porque es un distrito que está a 40 minutos de la Capital Federal. Hoy hay hambre, desempleo, la gente no puede pagar las tarifas. El problema recayó en los intendentes que deben solucionar los problemas causados.

¿Qué reclama la gente cuando recorren la provincia de Buenos Aires?

Muchos creyeron en el cambio de forma genuina. Hoy se dan cuenta que fue una estafa y van a retirar el voto. Ellos creyeron en el millón de viviendas, en la pobreza cero y ahora quieren ponerle un límite. La gente es consciente de que nunca van a venir los brotes verdes, el segundo semestre. La gente sola es la que transmite el límite a Mauricio Macri.

¿Cuál va a ser el eje de la campaña?

El eje principal de la campaña pasa por la economía, por la cuestión del salario que no alcanza para llegar a fin de mes. Este modelo económico no se sostiene y los límites deben ser agosto y octubre de forma democrática. Cristina es importante en la provincia, porque los más humildes la tienen como la referente. Ella llevó las universidades al Conurbano y ahora salen los primeros recibidos, esa gente no se olvida que hubo un Gobierno que les dio derechos.

¿En caso de que asumas qué proyectos tenés pensado presentar en el Congreso?

Me parece que hay que atacar la emergencia alimentaria. Es importante que la gente acceda a los alimentos. El Gobierno debe entrometerse en la cadena comercial como lo hicimos en San Luis, donde bajamos el litro de leche a 15,5 pesos cuando en todo el país está a 25 o 30 pesos. También buscaremos impulsar la ley de emergencia tarifaria para poner un límite a los aumentos de las empresas. El año pasado fue muy abrupto y este año subieron 15 puntos las tarifas.

¿Cómo observas la situación de inseguridad en la provincia?

Veo que hay dos tipos de clases de personas para este gobierno que es muy centralista. Está el individuo de Capital Federal: un muerto en Recoleta vale por dos o tres en Moreno y eso me duele muchísimo. En los distritos, donde gobierna Cambiemos, los patrulleros están geolocalizados en las zonas más comerciales y en la periferia no. La situación de inseguridad en el Conurbano es la que más afecta a todos, además de la inflación y de la pérdida de poder adquisitivo del salario. San Luis es la provincia con menos índice de delitos, porque hay muy poca desigualdad. Cuando existe el desempleo y la desesperanza, los jóvenes acuden al delito. Entonces a largo plazo hay que combatir la desigualdad y a corto plazo la policía debe estar más presente en la periferia.

¿Qué harían con el desempleo creciente en la provincia de Buenos Aires?

Lo primero es cerrar las importaciones. Hoy nos duele saber que consumimos productos que vienen del exterior y que antes se hacían en la Argentina. Ahora comemos papas fritas que vienen de Chile, vino francés, aceitunas de Holanda. Por otra parte, hay que impedir los despidos con la ayuda del Gobierno. Con el dinero que le da al campo y a las mineras se puede colaborar con los empresarios para que apoyen a las PYMES a que sostengan el empleo.

Embed

¿Cómo evaluás la educación en la Argentina?

Creo que existe un sistema educativo del siglo XIX y eso no se lo endilgo a Mauricio Macri. En este sentido, nuestro gobernador ha impulsado una propuesta transgresora: crear escuelas generativas, donde los chicos juegan y se contiene a los alumnos que tienen repitencia o problemas de atención. Por otra parte, creo que los docentes deberían ganar muchos mejores sueldos, pero a ellos no les importa y eso lo demuestra que no hayan cerrado paritarias en Capital Federal.

¿Qué problemas atraviesa la salud?

Estos gobiernos neoliberales descentralizan la salud a las provincias, pero no entregan presupuesto. Entonces el resultado es que los hospitales quedan vacíos, que ya no hay atención para el pueblo. Hay falta de insumos, en un momento en que la gente cada vez va más a los hospitales públicos, porque hay más despedidos y menos personas pueden pagarse la prepaga.

¿Qué pueden hacer desde el Congreso para mejorar el funcionamiento del transporte?

Hay que legislar para que haya una SUBE integrada, porque mucha gente que vive en el Conurbano se toma un colectivo, un tren y el subterráneo para llegar al trabajo. Eso le resta mucho dinero al sueldo. Esto es en términos técnicos simple de conseguir, porque es un solo sistema con una única tarjeta: la sube.