El actor Raúl Rizzo se refirió a la destitución del presidente del INCAA, Alejandro Cacetta, y analizó el escenario político de cara a las próximas elecciones: "No es la grita, son intereses de clase, y son irreconciliables".

En comunicación con Radio Cooperativa, Rizzo consideró que "los cañones están apuntando a que los aliados mediáticos no tengan que pagar más ese impuesto", en relación a la quita del canon que pagan medios nacionales para financiar al INCAA.

También, criticó la designación de Nicolas Yocca, un ex CEO de Clarín al frente de la administración del instituto: "Cambian figuritas, para que ellos sigan u ocultando cosas o ensanchando las de la gestión actual".

Embed

En cuanto a las elecciones, analizó al Gobierno de Mauricio Macri: "A este Gobierno le importa muy poco las elecciones".

Además, se refirió a los electores y la supuesta división entre los argentinos: "No es la grita, son intereses de clase, y son irreconciliables. Les preocupa la inseguridad cuando es un negrito que les roba, no cuando un lo hace un rubio de ojos claros. Hay que hacer una análisis sociológico de por qué la sociedad le gusta besar la mano al verdugo.

Así, concluyó que "hay un sector del pueblo fascista y de derecha" y que, personalmente, no prefiere unirse a ellos: "No rozamos un punto de igualdad en casi nada".