El juez federal Enrique Lavié Pico hizo lugar al amparo formulado por la jueza de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco, para mantenerse en su cargo en el tribunal una vez que cumpla 75 años.

Según trascendió, el magistrado había pedido opinión al Estado sobre su postura y ante su requisitoria el Ministerio de Justicia pidió que "se rechace la acción" presentada por la única mujer en el máximo tribunal de Justicia.


La ministra del alto tribunal presentó el recurso porque entiende que la limitación de edad para ser juez -introducida en la reforma constitucional de 1994- afecta la inamovilidad de los jueces en su cargo, publicó el diario La Nación.