El Gobierno nacional sufrió un revés en su intento en poner a un hombre cercano como juez con competencia electoral en la estratégica Provincia de Buenos Aires. El magistrado Alberto Recondo declaró inconstitucional la designación de Juan Manuel Culotta al frente del Juzgado Electoral 1 de La Plata, que decidirá sobre eventuales impugnaciones a los candidatos de las elecciones 2017.

Culotta, un ex alumno del colegio cardenal Newman, donde se graduó Mauricio Macri y gran parte de su gabinete, tiene un cargo como juez de Tres de Febrero pero el Consejo de la Magistratura, con mayoría macrista, quiso trasladarlo a La Plata. Un pedido de la Agrupación por la Justicia Social (AJUS), había cuestionado su designación por entender que violaba el principio del juez natural. Su nombramiento había sido impulsado por el asesor presidencial José Torello.

LEE MÁS "Avanzan en la designación de un polémico juez para controlar las elecciones"

Recondo declaró la "inconstitucionalidad" de la designación de Culotta como juez federal a cargo de la Secretaría Electoral en el Juzgado Criminal y Correccional 1 de La Plata y dispuso el cese en el ejercicio de su subrogancia, aunque declaró "la validez de los actos cumplidos hasta la fecha". Ese cargo había sido desempeñado por el magistrado Manuel Blanco hasta su fallecimiento.

Además, en su fallo, el juez dispuso que "hasta tanto se cree el Juzgado Federal Electoral de la Provincia de Buenos Aires, la competencia del Juzgado Criminal, Correccional Federal 1, Secretaría Electoral de La Plata, debe ser ejercida por un sólo magistrado, por tratarse de órgano unipersonal". "La creación de dicho Juzgado se establece por ley del Congreso de la Nación, y queda reservado a la competencia de la Corte Suprema de Justicia la atribución de disponer su puesta en funcionamiento", estableció.