La Policía de la Ciudad detuvo a dos mujeres por besarse en la estación de Trasbordo, en el barrio de Constitución. Las víctimas acusaron que fueron golpeadas y recibieron maltrato verbal. "Fue un claro gesto de homofobia", acusaron.

Mariana Gómez, una de las detenidas, relató que estaba junto a su pareja besándose y fumando cuando llegó la policía. Primero les dijo que no se podía fumar y, luego de que apagaran el cigarrillo, un efectivo le dobló el brazo para detenerla.

Embed

"Le dije que no había ningún cartel que prohibiera fumar. Me acusa de desacato a la autoridad. Nos pidieron el certificado de matrimonio, cosa que a una pareja heterosexual no le piden", contó Mariana en Radio 10.

En las imágenes de la detención se observa cómo una de las chicas queda esposada con la cara contra el piso, cuando en verdad no representaba ningún peligro para nadie. El maltrato además fue verbal, cuando la policía trató de "pibe" a una de ellas.

Me detuvieron como si fuera una delincuente o una narcotraficante", acusó Gómez.