El Ministerio de Salud puso fin a mitad de mes al programa Programa Nacional "Argentina Sonríe", destinado a combatir enfermedades bucodentales. Gracias a esta iniciativa impulsada por el gobierno de Cristina Kirchner, 31900 personas de muy bajos recursos lograron realizar sus controles odontológicos gratis, además de realizarse los tratamientos correspondientes o gestionar prótesis.


Sin embargo, en una resolución del ministro Jorge Lemus, publicada en el Boletín Oficial, se indicó que el programa creado el 15 de diciembre de 2014 "no alcanzó a dar cumplimiento con las políticas públicas de salud establecidas al momento de su creación, ya que no fue dirigido a las poblaciones vulnerables, habiéndose desarrollado en provincias con un bajo índice de infecciones bucales y alta cobertura de la salud".

Además, en la norma se argumentó que "la falta de continuidad de operativos durante un año le permitió al Programa Nacional Argentina Sonríe sólo llegar a tres provincias de las 23 que conforman el territorio argentino".

Según se indicó, "los objetivos que desarrollaba el programa "se encuentran contemplados en los objetivos de la Dirección Nacional de Salud Bucodental".

Embed

Sin embargo, no fue así. Un informe de Economía Política mostró a cuántas personas alcanzó el plan, qué tratamientos recibieron y cómo impactó en los sectores más vulnerables la iniciativa.

Hasta diciembre de 2015, hubo 2316 personas en tratamiento y 3300 prótesis instaladas. En total, 31.900 argentinos se realizaron controles odontológicos, gracias a los consultorios móviles que llevaban a los barrios más pobres del país. Allí, se hacían desde técnicas básicas como una limpieza bucal hasta los arreglos más complejos de las piezas dentarias.

Argentina sonrie economia politica

Además, había 626 talleres de prevención, con 11638 participantes. En Economía Política mostraron a beneficiarios que quedaron con el tratamiento a mitad de camino. Y en el sector privado, hoy rondan entre los 8.000 y los 15.000 pesos.


En esta nota