El Poder Ejecutivo promulgó la ley que dispone la creación del Registro Nacional de Datos Genéticos vinculados a delitos contra la integridad sexual, que estará a cargo de una comisión nacional.

Este cuerpo, según el decreto 522 publicado en el Boletín Oficial, estará integrado por un representante del Ministerio de Justicia; otro por el Ministerio de Seguridad; y un tercero por el Ministerio de Ciencia.

Además, la denominada Comisión Nacional de Huellas Genéticas deberá invitar a participar a representantes del poder judicial, de los fiscales y de los sectores académicos y científicos vinculados a la materia.

La ley había sido sancionada en 2013, luego de una extensa discusión desatada por la muerte de Angeles Rawson, crimen que impulsó el debate en aquel entonces.

Los que quedarán registrados son todas las personas condenadas con sentencia firme por un crimen contra la integridad sexual. Además de la información genética, quedarán registrados datos que puedan esclarecer un crimen como nombres y apellidos, seudónimos o sobrenombres; fotografía actualizada; fecha y lugar del nacimiento; nacionalidad; número de documento de identidad y autoridad que lo expidió; domicilio actual.

En esta nota