La reforma electoral que impulsa el Gobierno ya tiene dictamen a favor y puede ser tratada en la cámara de Diputados. El proyecto, que cuenta con el aval del Frente Renovador, impulsa cambios profundos en las PASO y la incorporación en todo el país del voto electrónico, en su versión de Boleta Única Electrónica. Pero hay más.

Entre todos los puntos, el proyecto aumenta fuertemente las multas para aquellos que denuncien fraude ante las autoridades, hoy fijado en un tope de 10 mil pesos y que, según esta iniciativa, subiría a más de medio millón de pesos.

Las sanciones para quien "recurran o impugnan votos fuere manifiestamente improcedente" ya existen en el actual Código Nacional Electoral, solo que fijaba una multa entre 100 y 10 mil pesos. De aprobarse como está el proyecto oficial. esa misma sanción sube al rango de "10.000 a 100.000 módulos electorales".


El módulo electoral es una unidad de medida que fija la Justicia para sanciones y aportes a los partidos. En 2015 se fijó en 5,39 pesos, por lo que los nuevos montos serían de 53.900 a 539.000 pesos, un 5290% de incremento.

Hay que tener en cuenta que el valor del módulo electoral se actualiza con cada comicio, por lo que esos valores, siguiendo la pauta inflacionaria, deberían superar los 600 mil pesos para el año próximo. En 2014, el módulo se había fijado en $3,04.

Misma multa se aplicará para quienes realicen "protestas y reclamaciones que versaren sobre vicios en la constitución y funcionamiento de las mesas" y para cualquier reclamo sobre el desarrollo de la elección, si la Justicia electoral entendiera que se hizo con un "propósito obstruccionista del desarrollo normal del escrutinio".

El dictamen completo: