El ex secretario general de la CGT, Hugo Moyano, volverá mañana a participar de una actividad gremial al asistir a un acto de inauguración de un sanatorio de alta complejidad del Sindicato de Choferes de Camiones (Sichoca) en el barrio porteño de Caballito.

El presidente Mauricio Macri fue invitado por Moyano para participar del acto, pero el jefe de Estado le dará la espalda.

En medio del tironeo por el tratamiento de la reforma laboral en febrero y el empuje judicial contra su hijo Pablo Moyano, el mandatario no asistirá debido a que permanece en la Patagonia de vacaciones con su familia.

Macri eligió en la misma jornada visitar Mendoza para compartir una actividad con el gobernador Alfredo Cornejo.

Por otra parte, centrado en su actividad como presidente de Independiente y en la AFA y ubicado en un segundo plano en la cuestión sindical, Moyano reaparecerá en un acto gremial.

La vuelta se producirá luego de un pico de tensión en su relación con el Gobierno de Mauricio Macri que, por el momento, parece haberse superado con la reciente extensión por el plazo de un mes de la habilitación para operar a OCA, empresa que emplea a gran cantidad de afiliados de Camioneros y cuyo futuro es incierto debido a que está jaqueada por una millonaria deuda con la AFIP.

El sanatorio de alta complejidad, que se encuentra en la Avenida Rivadavia al 4900 y será inaugurado en una ceremonia prevista para las 11:00, se enfocará como "un centro de atención de emergencias y urgencias, que brindara a los afiliados de la obra social una atención médica de alta calidad", informó Camioneros.