Embed

El Destape: ¿Cuál es el punto central de la actual crisis económica?

Marcelo Ramal: El hiperendeudamiento argentino, que ya era importante cuando lo dejó el gobierno kirchnerista, y el macrismo elevó en alrededor de 80.000 millones de dólares. Esta deuda a su vez es el resultado de un política sistemática de rescate de grupos capitalistas, a través de los recursos del propio Estado. Es una carga cada vez más pesada sobre el conjunto de la economía y esta hipoteca se está descargando fundamentalmente sobre la mayoría que vive de su trabajo.

- ED: A casi dos años de la gestión de Macri como presidente. ¿Usted cree que macrismo y kirchnerismo son lo mismo?

- MR: El macrismo agravó enormes desequilibrios económicos anteriores, en donde de todos modos, se gobernaba con un 35% de precarización laboral. El Gobierno actual apunta a descargar esos desequilibrios sobre el conjunto de los trabajadores. Lo cual se refleja en la pretensión de llevar adelante una reforma laboral en espejo con la aumentar la edad jubilatoria y reformas en el campo de la educación y la salud, que busca llevar a un mayor grado de privatización.

- ED: El nuevo spot del Frente de Izquierda finaliza con el slogan “esta vez no te dejes estafar”. ¿A qué estafas se refieren?

- MR: Cuando nos referimos a las estafas, no son solo las del macrismo. En este año y medio ha habido un cogobierno parlamentario con una parte muy importante de la oposición. La defraudación respecto al impuesto al salario, el acuerdo con los fondos buitre, la legislación anti laboral en materia de riesgos del trabajo y otros avances negativos, fueron algunos resultados. El único bloque político que rechazó este paquete de medidas contra el pueblo fue el Frente de Izquierda.

- ED: Según una encuesta de M & R Asociados, la izquierda cuenta con su mayor porcentaje de intención de voto (6%) entre los votantes de 18 a 29. Ya entre los 30 y 49, cae al 4% y mayores de 30, llega a un magro 1%. ¿A qué le atribuye esa caída fuerte en las personas mayores?

- MR: Este tipo de datos son muy alentadores porque muestra que la parte de la población más proclive a cambiar de raíz una sociedad podrida, es la juventud. Que esté con el Frente de Izquierda es algo que nos alienta enormemente.

- ED: ¿Que opinión le merece la entrada de Itaí Hagman a Unidad Porteña?

- MR: Con esto, culmina una trayectoria política donde se renunció explícitamente a luchar en el campo de la juventud y el movimiento estudiantil, por desarrollar una autonomía política respecto de los grandes bloques del sistema. Esto lo lleva adelante después de un periodo de enormes vaivenes oportunistas, por lo cual no me animo a decir si este no es el paso final de ese derrotero.

- ED: ¿Cómo evalúa la agenda legislativa porteña?

- MR: La agenda legislativa porteña es de privatización del suelo, de negocios inmobiliarios, de beneficios a grupos contratistas, a los cuales se le va adjudicando la consecución tercerizada del mantenimiento de hospitales, escuelas y naturalmente la propia obra publica. Esa agenda no progresa por la propia voluntad del macrismo, que es minoría desde siempre. Los votos los ha reunido alternativamente de los bloques de Massa, FPV y el radicalismo. Hoy sin embargo, en una candidatura electoral, se presentan como oposición. Hace cuatro años que soy legislador porteño y me consta que esa oposición sistemática la hemos llevado nosotros.

Embed

- ED: ¿Y Luis Zamora?, tiene muchas coincidencias con ustedes pero siempre se presenta en lista aparte y llegó a logra un porcentaje mayor. ¿Por qué no existe una coincidencia electoral entre ambos?

- MR: Se lo hemos propuesto pero es indudable que él ha optado por una construcción de tipo personal. El frente de izquierda es una construcción colectiva. La experiencia de Zamora en 2003 terminó en un gran fracaso. Consagró ocho legisladores que terminamos proclamando en seis meses ocho bloques diferentes. Son los limites de una construcción que posa en un apellido y no en un programa.

- ED: La izquierda votó del desafuero de Julio De Vido, sin embaro usted aseguró que “si la Justicia lo pide, van a apoyar”¿Por qué hicieron esta distinción?

- MR: La tentativa de separa sumariamente a un diputado por el voto de otros y con el argumento de inhabilidad moral, es una tentativa de golpe parlamentario, un acto contra las libertades políticas e incluso contra los derechos que la propia Constitución reserva. Pretendía darle poderes especiales al Gobierno del ajuste. Por eso votamos en contra. Si nosotros hubiéramos estado en Brasil cuando se votó el impeachment de Dilma, hubiéramos por la negativa. Sin ir mas lejos, están amenazando con no dejar asumir a Cristina.

- ED: ¿Cómo lo cataloga?

- MR: Sería un atropello político.