Luego de que el juez federal Claudio Bonadío pidiera el desafuero y detención de Cristina Kirchner por la denuncia de Alberto Nisman, el ex presidente ecuatoriano Rafael Correa se metió en el debate y repudió la decisión.

"La judicialización de la política. El mismo libreto en todos lados: Dilma (Rousseff), Lula (Da Silva), (el vicepresidente ecuatoriano Jorge Glas, Cristina", expresó Correa en su cuenta de Twitter.

Embed

De esa forma, el ex presidente ecuatoriano cuestionó la persecución judicial que se vive en Sudamerica. Asimismo, señaló que "el verdadero delito fue haber dado justicia y dignidad", al tiempo que alertó: "Los traidores no pierden la esperanza de que pronto sea yo".