Terminó, ahora sí, el blanqueo de capitales. La medida que el Gobierno anunció bajo la promesa de juntar fondos para pagarle sentencias a los jubilados recaudó 148 mil millones de pesos, producto de haber exteriorizado 116.800 millones de dólares. Pero muy poco está en el país.

De acuerdo a los datos oficiales que informó la AFIP, este blanqueo está entre los más voluminosos del Mundo y aumentó un 94% la base imponible sobre la cual el ente recaudador cobra impuesto a los Bienes Personales. Por otro lado, estuvo envuelto en una fuerte polémica no solo por la decisión de perdonar a evasores sino por haber permitido ingresar a los familiares de funcionarios a través de un DNU, una medida de dudosa transparencia.

LEE MÁS "La recaudación se disparó 54% por el blanqueo"

En cuanto a los números, de los 116,8 mil millones de dólares, solo el 20% está radicado en nuestro país. Ese monto incluye dinero en el banco, acciones, títulos públicos, inmuebles y otro tipo de bienes. Casi la mitad se explica por inversiones en el extranjeros que no estuvieron declaradas y muy poco, menos del 7%, por los dólares "del colchón".

LEE MÁS "El Gobierno deja entrar al blanqueo a personas involucradas en la causa HSBC"

Del total, 7,7 mil millones de dólares fueron a parar a cuentas en bancos nacionales, dinero que debía quedar inmovilizado hasta el 31 de marzo. Representa un 6,5%. El resto, si bien ahora pagará impuestos, no podrá ser prestado en el sistema financiero local como había prometido el Gobierno.

Embed

En total, 475 mil argentinos reconocieron ante la AFIP tener algún tipo de bienes sin declarar. El 45% de las cuentas en el exterior estaban en los EE.UU., seguido de Suiza, con un 32% y Uruguay, con un 9%.