La cena solidaria en apoyo a los trabajadores de la cooperativa BAUEN reunió anoche a más de 700 referentes de la cultura, el deporte, los gremios, la política y el cooperativismo, que se acercaron para expresar su apoyo a las más de 130 familias que defienden sus fuentes de trabajo frente al veto presidencial a la expropiación del hotel y a la inminente desalojo ordenado por el 19 de abril.

Estuvieron presentes, entre otros, Nora Cortiñas y Taty Almeida (Madres Línea Fundadora), Guillermo Fernández, Gustavo Berger (Un Rubio Peronista), Cristina Banegas, Luisa Kuliok, Alejandra Darín, Norman Briski, Ingrid Pelicori, Juan Sasturain, Luis Felipe “Yuyo” Noé, Vicente Battista, Graciela Dufau, Hugo Urquijo, Ana María Bovo y Juano Villafañe.

También participaron el senador Juan Manuel Abal Medina (FPV), los diputados nacionales Carlos Heller y Juan Carlos Junio –MC- (Partido Solidario), Victoria Donda (Libres del Sur), Adrián Grana (FPV), Juan Carlos Giordano (FIT-Izquierda Socialista), Myriam Bregman –MC- (PTS-FIT), Gabriela Troiano, Lucila Duré (Partido Socialista), Claudio Lozano –MC- (Unidad Popular), el diputado del Parlasur Daniel Filmus (FPV) y los legisladores porteños Carlos Tomada, Javier Andrade, Paula Penacca, José Cruz Campagnoli, Andrea Conde y Laura Marrone (FIT-Izquierda Socialista).

Embed

Asistieron también los dirigentes Víctor Santa María (Partido Justicialista), Mariano Recalde (La Cámpora) Leopoldo Moreau (Movimiento Nacional Alfonsinista-FORJA), Carlos Raimundi (Solidaridad e Igualdad), Vilma Ripoll y Guillermo Pacagnini (MST), Oscar Gónzalez (Unidad Socialista), Roberto Feletti (Partido de la Victoria CABA), María Rachid (Movimiento Evita y FALGBT), Delia Bisutti (Nuevo Encuentro) y Laura Velasco (Libres del Sur).

A la cena solidaria se sumaron además los periodistas Eduardo Aliverti, Roberto Caballero, Liliana Daunes, Cynthia Ottaviano, Pablo Marchetti, Nora Lafón, Romina Calderaro, Pablo Caruso, Martín Piqué, Luisa Valmaggia y Carlos Aznarez. Y además se hicieron presentes Hugo Yasky y Gustavo Rolandi (CTA), Claudio Marín (FOETRA), Hugo Cachorro Godoy (ATE Nacional), Daniel Catalano, Alejandro Gianni, Juan Manuel Sueiro y Luciano Fernández (ATE Capital), Gustavo Chizollini (UTE), Beto Pianelli, Néstor Segovia (AGTSyP), y Tito Nenna (dirigente docente); Edgardo Form (Cooperar), Eduardo Fernández (Apyme), autoridades de FACTA, Fecootra, la Asociación de Clubes, FEDECABA, Gestara, ACTRA, la CNCT, la Universidad Nacional de Quilmes, la Universidad Nacional de General Sarmiento, la agrupación HIJOS, el Centro Cultural de la Cooperación, el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos e Idelcoop, entre otras instituciones.

No es la primera vez que los trabajadores del BAUEN enfrentan una amenaza de desalojo. En 2007 y en 2014 pasaron por situaciones similares, que lograron revertir.

El BAUEN se construyó con préstamos otorgados a un grupo empresario por la dictadura cívico-militar entre 1977 y 1978, dinero público que nunca fue devuelto al Estado Nacional. En diciembre de 2001, los mismos empresarios que recibieron esos fondos provocaron el cierre del hotel, dejando a todos los trabajadores en la calle y abandonando las instalaciones.

En 2003 el hotel fue recuperado por los ex empleados y desde ese momento es una empresa gestionada por sus trabajadores.

La cooperativa BAUEN es un emblema de las empresas recuperadas argentinas. Esta modalidad autogestiva surgió como respuesta al cierre y abandono de muchas empresas en el marco de la crisis económica, política y social que hizo explosión en diciembre de 2001.

En esta nota