Mauricio Macri se reunió en la Quinta de Olivos con los periodistas de espectáculos Ángel de Brito, Luis Ventura, Marcelo Polino, Carlos Monti y Mariana Brey. Pero, ¿cómo se gestó este reunión? ¿Quién fue el articulador del encuentro entre los "chimenteros" y el Presidente?

La persona que estuvo detrás fue Avelino Tamargo, un lobbista del espectáculo y principal nexo histórico del ex presidente de Boca con la farándula.

Tamargo se encargó de convocar a los periodistas televisivos y hasta a algunos de ellos los llamó directamente él, según revelaron a El Destape dos diferentes fuentes cercanas a los mediáticos.

tamargo 3.jpg

Los voceros del macrismo intentaron que esta información no viera la luz y hasta hubo quejas internas y desmentidas por el tipo de personaje que está detrás de esta movida.

Es que Tamargo estuvo implicado en un gravísimo caso de corrupción hace dos años. Una causa similar al "caso Niembro". Contrataciones directas con la Ciudad cuando Macri era jefe de Gobierno porteño por negocios millonarios a través de una empresa con tan sólo tres empleados, como denunció en su momento C5N y el portal LaPolítica OnLine.

tamargo 4.jpg

Los casos que implicaban a este ex legislador PRO de la Ciudad se destaparon en 2015 en medio del escándalo con el periodista deportivo, que tuvo que declinar su candidatura a diputado a último momento por las millonarias contrataciones a través de una empresa fantasma.

La apuntada fue la productora Sinergya, a la cual se le encontraron contrataciones directas entre 2012 y 2015 por 22 millones de pesos. Esa SRL era propiedad de Avelino Tamargo, quien la creó meses antes de dejar su banca (fue legislador por el PRO entre 2007 y 2011) y comenzar su negocio privado.

Synergia era una productora que figuraba como "vendedora de arte", pero se encargaba de realizar "eventos especiales" y en su mayoría con el gobierno porteño de Macri. Ninguna de las contrataciones directas aparecieron en el Boletín Oficial.

tamargo 2.jpg

Tamargo cerró sus negocios con Ravi Shankar, el gurú que admira Macri, a quien trajo en 2012 al país. Además logró un contrato por el que recibió 500 mil pesos para homenajear al cómico Alberto Olmedo. Sí, también por contratación directa con la Ciudad.

Según reveló el portal LPO, "cuando quedó afuera de la Legislatura en 2011, Tamargo recibió como consuelo la promesa de Macri de que podría organizar tres shows por año en el Teatro Colón". Allí promovió los shows de Valeria Lynch, Patricia Sosa, Palito Ortega y Marilina Ross, entre otros. Además, armó los shows en la Ciudad de Tini Stoessel (Violeta). Y logró que Lionel Messi fuera embajador de la Ciudad para los juegos Olímpicos de la Juventud en 2018, como reveló BigBangNews.

Amigo de Gerardo Sofovich, Tamargo está muy ligado a la farándula y a los mediáticos que durante estos últimos años recibieron reconocimientos en la Legislatura porteña, dominada por una amplia mayoría por el macrismo.

Tamargo
Tamargo, el otro Niembro

En esta nota