El Congreso vivió una jornada caliente por un nuevo exabrupto de Elisa Carrió, que tildó de "estúpidos" los diputados progresistas Federico Massó y Margarita Stolbizer. El motivo: su oposición a la letra del proyecto que modifica la ley de creación del Banco de Alimentos, una iniciativa impulsada por Cambiemos.

El insulto de la líder de la CC a sus pares causó que la oposición en su conjunto se vaya del recinto, tras la votación en la que se decidió mandar a comisión nuevamente el proyecto de ley que cambiaba la normativa sobre el banco de alimentos. Pero, ¿qué dice esa iniciativa?

El Banco de Alimentos se creó en 2004, a través de la ley 25.989, que regula cómo las empresas privadas pueden donar alimentos en buen estado a instituciones públicas o privadas para que sean repartidas luego entre los más necesitados.

Esa norma establece en la actualidad que los alimentos deben cumplir con las condiciones de salubridad y bromatológicas, para evitar que se entregue mercadería podrida.

Sin embargo, el proyecto que lleva la firma de 10 diputados de Cambiemos modifica un artículo clave: el 9, que define las responsabilidades de los donantes ante cualquier problema que haya con esos alimentos. En pocas palabras: elimina la responsabilidad penal de quienes regalen alimentos vencidos y puedan provocar la intoxicación o la muerte.

Si bien en la ley se asegura que, una vez hechos los controles, quedan librados de ser denunciados civilmente por daños y perjuicios "salvo que se tratare de hechos u omisiones que degeneren en delitos de derecho criminal", la reforma que quieren aplicar establece que "para aquello no establecido en la presente ley se aplicará el Código Civil y Comercial de la Nación”. Así, se borra cualquier tipo de responsabilidad penal para los donantes de alimentos en mal estado.