Sofía Gala desató un enfrentamiento entre mozos y prostitutas por una declaración que hizo en el marco de la presentación de Alanis, la película donde representa a una meretriz.

“Prefiero ser puta antes que moza”, dijo Gala, en una declaración que enfureció al sindicato de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) que emitió un comunicado en repudio.

"Ser moza es un trabajo digno que requiere vocación y capacitación", afirmó el comunicado de UTHGRA que exigía a Gala perdir disculpas por sus declaraciones.

El secretario de UTHGRA, Juan José Bordes, aseguró que “tal vez por sus dichos podría ser declarada persona no grata y no poder ir a comer a ningún establecimiento gastronómico. Esta chica se equivocó porque se expresó mal y denigró a ambas actividades".

Embed

En respuesta, Sofía Gala sostuvo que fue mal interpretada y que no pedirá disculpas, porque es lo que piensa. "Lo hacen porque están en una crisis y quieren tapar el sol con la mano. No me dolió nada pero me pareció fuerte este comunicado y discriminador hacia las putas", sostuvo Gala en una entrevista con Intrusos.

En respuesta de los gastronómicos también salió AMMAR (la Asociación Mujeres Meretrices de la Argentina) quienes acusaron que no aceptarán como clientes a los dirigentes del sindicato de Gastronómicos, a cargo de Luis Barrionuevo.

Embed

Georgina Orellano, Secretaria General Nacional de AMMAR fue quien se hizo cargo del contraataque de las prostitutas, indicando que si UTHGRA tomaba dichas medidas, “las Putas NO atenderemos mas a los dirigentes de ese gremio“.

Embed

En esta nota