Un changarín del Mercado Central fue procesado hoy con prisión preventiva por, supuestamente, haber amenazado de muerte al presidente Mauricio Macri haciéndose pasar en llamadas telefónicas por un terrorista del ISIS, se informó en los tribunales.

Se trata de Raúl Rubén Bernón, de 47 años, domiciliado en la localidad bonaerense de Merlo, desde donde presuntamente llamó en tres oportunidades al servicio de emergencias 911 con el teléfono celular número 1528437515 que estaba a nombre de otra persona y tenía denuncia de robo.

"Estoy enfrente a la Residencia de Olivos. Hoy me exploto, me inmolo en la puerta de la casa de él. El Presidente está por morir", quedó registrado en una de las comunicaciones grabadas el 9 de agosto pasado, según el fallo de la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado.

La magistrada dictó el procesamiento del acusado por el supuesto delito de "intimidación pública" y dispuso trabar un embargo de 70.000 pesos sobre sus bienes. También destacó en su resolución que Bernón registra antecedentes penales en varias causas por tentativas de robo agravado y robo calificado, amenazas y resistencia a la autoridad, en la provincia de Buenos Aires.

La detención de Bernón fue anunciada el 31 de agosto último por la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien aseguró: "Toda intimidación es investigada, estos hechos no quedarán impunes".

En las últimas semanas el gobierno denunció no solo llamadas telefónicas por falsas amenazas de bomba a la Casa Rosada, sino también a un departamento particular del presidente Macri en esta capital.
"Toda amenaza que atente contra la seguridad de una persona y que pretenda generar miedo en la sociedad será investigada para que luego la justicia actúe como corresponde", agregó la ministra.