Luego de haber arrojado huevos contra el auto presidencial, el profesor universitario Aníbal Prina fue procesado por el juez federal Facundo Cubas. El magistrado acusó al manifestante de "intimidación pública", un delito que prevé hasta 6 años de prisión.

Según la agencia Noticias Argentinas, el procesamiento fue por el artículo 211 del Código Penal, que indica que "será reprimido con prisión de dos a seis años, el que, para infundir un temor público o suscitar tumultos o desórdenes, hiciere señales, diere voces de alarma, amenazare con la comisión de un delito de peligro común, o empleare otros medios materiales normalmente idóneos para producir tales efectos".

El abogado Marcelo Mangas, defensor de Prina, anticipó que apelará la resolución, pero no reveló los argumentos judiciales de la presentación. Fuentes judiciales señalaron que los argumentos del juez Cubas fueron realizados a partir de información publicada por medios de prensa y redes sociales.

Según publicó el diario La Arena, el magistrado ordenó el procesamiento sin prisión preventiva dispuso trabarle un embargo por 3.000 pesos a Prina. El 12 de octubre pasado, durante la campaña electoral Mauricio Macri llegó a Santa Rosa a participar de un acto proselitista en el club El Fortín. En la rotonda El Avión, un grupo de manifestantes le arrojó huevazos al auto presidencial.

Prina fue detenido luego de publicar en las redes sociales del sobre "escrache" al jefe de Estado: "Le recagamos a huevazos el coche".