La Comisión Bicameral Mixta Revisora de Cuentas del Congreso de la Nación encomendó esta tarde a la Auditoría General de la Nación (AGN) a realizar estudios técnicos de gestión en el Ministerio de Comunicaciones, la exSecretaría de Comunicaciones y la excomisión Nacional de Comunicaciones para relevar el escandaloso acuerdo del Estado con la empresa Correo Argentino S.A.

La resolución, motorizada por senadores y legisladores oficialistas con el apoyo de la oposición, surge luego de que la Casa Rosada manifestara su voluntad de que el órgano contralor tome participación en la investigación del concurso de acreedores.


De esta manera, la AGN dispondrá de un plazo de 90 días prorrogables para remitir al Congreso el informe de gestión con el relevamiento de los créditos del Estado con la empresa de la familia Macri por la gestión del Correo Argentino previa a su estatización, así como de los reclamos administrativos y judiciales vinculados al caso.

La semana pasada Macri presionó a la AGN para apurar un informe que culpe al kirchnerismo y así intentar despegarse del escándalo por el acuerdo con el Correo Argentino.

La Auditoría General de la Nación quedó en medio del fuego cruzado tras la presión del Jefe de Gabinete, Marcos Peña, de querer delegarle la evaluación del caso que involucra al mandatario. Y hace días en conferencia de prensa hasta Mauricio Macri hizo público su deseo de llevar el caso hasta la AGN.

El Destape accedió en exclusiva al documento que la Auditoría tiene frenado desde 2013 y que, impulsado por el radicalismo en la AGN, quiere apurar su salida y hacerlo público para responsabilizar al gobierno de Cristina Kirchner de una supuesta mala administración de la empresa de correo postal estatizada por Néstor Kirchner en 2003.

Este hecho sucede en medio del escandaloso acuerdo donde el Gobierno le perdonó a la familia Macri una deuda que tenía con el Estado que asciende a 70 mil millones de pesos cuando "fundió" el Correo Argentino a través de su empresa SOCMA.