El presidente del Senado de Bolivía, José Alberto Gonzales dijo que si los argentinos "quieren saber cómo trabajan los bolivianos, le pregunten a la esposa de Macri". Gonzáles salió al cruce de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En diálogo con la prensa de Bolivia, Gonzales reveló que cuando ejerció las funciones de cónsul en Buenos Aires participó en procesos en los que la esposa del presidente Juliana Awada, que dirigió la firma Cheeky, estuvo involucrada su relación con talleres clandestinos que emplean a inmigrantes bolivianos en condiciones de trabajo esclavo.

jose alberto gonzales.jpg

“¿Qué harán la esposa de (Mauricio) Macri y las grandes marcas sin bolivianos en sus talleres?”, disparó Gonzáles.

“Voy a dar un salto al vacío, pero yo quisiera sugerirle a ese diputado que hable con la esposa del señor (Mauricio) Macri, que la señora (Juliana) Awada le cuente cómo trabajan los bolivianos, eso le recomiendo a ese diputado (…). Yo personalmente he estado participando en procesos donde esta señora (Awada) estaba involucrada por trabajo esclavo. Así que, señores, antes de pensar en muros, piensen bien en su economía”, declaró Gonzales.

LEER MÁS: Los Awada contra las cuerdas: dura acusación por los talleres ilegales

Y luego afirmó: “Sentimos que lamentablemente se está abriendo la compuerta a través de algunas medidas para un tema que, infelizmente, puede terminar en una persecución contra nuestros compatriotas. Estamos a través de la Cancillería y de la Asamblea siguiendo con mucha expectativa lo que está pasando allá y seguramente en algún momento se llevará adelante unas iniciativas”.

Al cruce de Gonzáles salió el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez, quien dijo que "no es bueno que haya un político de nivel, una persona honorable que trate un tema que además es de la familia de ella, que data de hace muchos años, de cuando Macri no estaba casado".