Las cuentas de los periodistas Mauro Federico y Gustavo Sylvestre fueron hackeadas por partes de agentes de la Agencia Federal de Inteligencia, según reveló un portal de noticias. La información fue confirmada por dos fuentes en off.

Esas fuentes aseguran que son varios los periodistas, la mayoría relacionado al grupo Indalo, los que son espiados por el Estado. Para el año próximo, el macrismo prevé entregarle al organismo 3.500 millones de pesos.

Según el portal Adelanto24.com de Camilo Cagnacci aseguró que "mediante medios técnicos la búsqueda de información tendiente a proteger y anticipar posibles operaciones contra el orden constitucional y que pudiera afectar la gobernabilidad".

Ambos periodistas salieron a criticar el accionar del gobierno en las redes sociales:
Embed
Embed