El gobierno porteño ratificó su decisión de liberar los estacionamientos y los peajes de las autopistas para facilitar el ingreso a la Capital Federal de quienes quieran trabajar el jueves, en el marco del paro nacional, y prometió "mucha presencia policial en la calle para garantizar la seguridad" de todos los ciudadanos.

"Espero una jornada tranquila y que la gente que quiera trabajar, trabaje", remarcó el jefe del Ejecutivo porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien consideró que la huelga nacional convocada por la CGT "no tiene sentido" en un "momento en que la Argentina está saliendo adelante".

En declaraciones a radio Mitre, el jefe comunal confirmó que habrá "libre estacionamiento" en la Ciudad y "peajes gratis", además de un refuerzo del operativo de seguridad, ante "amenazas" como las del jefe del sindicato de taxistas, Omar Viviani, que llamó a "darle vuelta los coches" a los "carneros" que salgan a trabajar, lo que le valió una citación judicial.

"Aquellos que pueden venir a trabajar en auto que vengan, en la Ciudad va a haber libre estacionamiento, libre peaje en las autopistas", destacó.

El jefe de gobierno porteño sostuvo que "le damos garantía (a los ciudadanos) de mucha presencia policial en la calle para garantizar la seguridad de todos los que quieran trabajar el jueves, sean taxistas, conductores de combis o quien sea".

"La huelga es un derecho, no es una obligación; la gente puede elegir trabajar y seguramente yo lo voy a hacer, seguramente mucha gente lo va a hacer también; cada vez vemos más expresiones de gente del 'yo no paro'", subrayó.

El alcalde capitalino insistió: "Mañana liberamos los estacionamientos en toda la Ciudad, como si fuera un domingo; la gente puede llegar y estacionar gratis".

"También liberamos todos los peajes de las autopistas para que el tránsito fluya más rápido, si viene mucha gente en auto particular y vamos a reforzar mucho la seguridad ante la amenaza de violencia como la que escuchamos de parte de Viviani", reiteró.

Rodríguez Larreta señaló que "estamos trabajando en coordinación con el Gobierno nacional porque las amenazas de corte son en los ingresos" a la Capital Federal.

El jefe comunal cuestionó nuevamente la medida de fuerza motorizada por la CGT contra el rumbo social y económico de la Casa Rosada.

"El paro, más allá que es legítimo el derecho a huelga, no tiene sentido; en un momento en que la Argentina está saliendo adelante, con un gobierno que está totalmente abierto al diálogo, es una contradicción; no se entiende", remarcó.