El Gobierno volverá a incrementar la deuda pública. Esta vez tomará unos U$S 600 millones de deuda para financiar el "Proyecto para la Protección de Niños y Jóvenes", según el decreto 1049 publicado en el Boletín Oficial.

El dinero tomado será para expandir la cobertura de los programas de Asignaciones Familiares; y mejorar la transparencia de los programas de protección social implementados por la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

LEER MÁS: Las seis medidas que contribuyeron a aumentar la pobreza

El presidente Mauricio Macri aprobó con el decreto el modelo de contrato de préstamo con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y ordenó a su ministro de Hacienda, Alfonso Prat Gay, a avanzar.

"Facultase al señor Ministro de Hacienda y Finanzas a convenir y suscribir en nombre y representación de la Argentina el contrato de préstamo BIRF Nº 8633-AR y su documentación adicional, conforme al modelo que se aprueba", dice el decreto.

La decisión del jefe de Estado designó además a la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) a ser el "organismo ejecutor" que ejercerá la coordinación general del proyecto para la protección de niños y jóvenes.

En tanto, el ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley será el organismo co-ejecutor, quedando facultados, cada uno en el ámbito de su competencia, a realizar todas las operaciones y contrataciones necesarias para la ejecución del mencionado proyecto. El decreto lleva la firma del jefe de Estado y de su jefe de Gabinete, Marcos Peña; además de la de Prat Gay.

En esta nota