Tres portaviones de los Estados Unidos llegaron a la Península de Corea, en una movida que incrementa la tensión entre el gobierno de Donald Trump y el de su par de Corea del Norte, Kim Jong-un.

Según afirmó el vocero en español del régimen norcoreano, Alejandro Cao de Benós, los EE.UU. desplegaron tres portaviones "nucleares" y 11 fragatas AEGIS, y advirtió que el país podría perder una guerra frente al régimen comunista asiático.

Precisamente, Trump escribió el último fin de semana en su cuenta de Twitter que intentó ser "amigo" de Kim y "quizás algún día lo logre".

Embed

Sin embargo, inmediatamente después, envió los portaviones USS Reagan, el USS Nimitz y el USS Theodore Roosevelt, que realizarán tareas militares durante cuatro días, informó HispanTV. Lo harán en conjunto con Corea del Sur.

Embed

El objetivo de las maniobras, según el Estado Mayor Conjunto de Seúl, es reforzar la credibilidad del mecanismo de “disuasión ampliada” —como se conoce el compromiso de EE.UU. de defender a sus aliados movilizando todas sus capacidades militares, frente a lo que consideran provocaciones del líder norcoreano.

Embed