Este lunes debía arrancar el nuevo horario pero una irresponsabilidad de la empresa Metrovías afecta (y afectará hasta que no se solucione) el servicio del subterráneo porteño.

A través de las redes sociales, la concesionaria responsabilizó a los trabajadores y notificó que todas las líneas trabajan con demora por culpa de un "conflicto gremial" pero se trata realmente de un error de la empresa.

"Que las lineas están con demoras, es cierto, pero que sea por conflicto gremial es falso", aseguró al El Destape el vocero de los Metrodelegados.

El vocero de los Metrodelegados Enrique Rositto explicó a este portal que, "como ya se había anticipado el viernes", la salida de trenes no coincide con el horario de ingreso y egreso del personal que debe conducirlos, lo que genera un desfasaje del nuevo cronograma: "Cuando tienen que despachar un tren, no está el conductor".

La realidad es que los Metrodelegados acusan a Metrovías de no haber notificado oficialmente a sus empleados de que modificarían su horario de trabajo y para evitar apercibimientos, ellos respetan el esquema anterior a la modificación de este lunes: "La cobertura legal que tiene cada trabajador es presentarse en el horario habitual hasta que lo notifiquen de que hay otro", destacó Rositto.

Embed
Embed

Desde Metrodelegados se mostraron descontentos con el accionar de la empresa que, ante el error, lo vincularon a un conflicto sindical "en lugar de reconocer que es porque no le da el tiempo suficiente de trabajo para completar la vuelta porque se olvidaron de notificarlo".

Metrovías, por su parte, salió al cruce de los gremialistas calificó de "inverosímil" la información brindada por aquellos. "Se llevaron a cabo más de 20 reuniones con os diferentes representantes gremiales para informar y programar este cambio de horario", precisaron desde la empresa a El Destape.

"Se realizó todo el proceso de comunicación interna a los fines de que el personal involucrado contara con toda la información requerida y necesaria. Entre las distintas instancias, se dio a conocer el nuevo diagrama de trenes y se notificaron los nuevos horarios a todos los empleados alcanzados por el cambio", dijeron desde la empresa del grupo Roggio.

Los horarios más críticos

Por este error, las demoras serán peores en dos momentos específicos: a las 11 am, cuando los que ingresaron 5.00 se van y por la tarde, alrededor de las 16.30 porque todavía no ingresaron los de las 17.00, que es cuando arranca el último turno.

Esto se debe a que un maquinista que completa su horario a las 11 am, no puede tomar el último tren de las 10.40 am, porque no completa el recorrido ida y vuelta en menos de 20 minutos.

Por otro lado, no descartan que, hasta que Metrovías solucione el problema, no se llegue a cumplir la extensión de horario hasta las 23.30, todos los trabajadores finalizarán sus laboras en el horario habitual de las 23.00.