El presidente Mauricio Macri se refirió por primera vez desde que asumió a las internas que crujen dentro de su Gabinete y aseguró que no puede haber lugar para "confrontaciones" y "pequeñas diferencias" dentro del Gobierno.

Durante un acto en Lanús, donde inauguró una planta de tratamiento de residuos, el máximo mandatario llamó a "superar" las disidencias internas e hizo extensivo su mensaje conciliador a gobernadores, intendentes y dirigentes de otros sectores.

"Cuando hay tanta gente esperando una solución, que quiere volver a creer, a recuperar la esperanza de que sí se puede, no puede haber lugar para confrontaciones y pequeñas diferencias, no solo dentro de equipos nuestros, de Aysa, del ministerio, del gobierno, ni con intendentes ni gobernadores, porque hay que cubrir todo el territorio argentino. Este compromiso del saneamiento lo hemos asumido en todo el país", aseguró.

Embed

En ese marco, Macri que anunció que inaugurará "una obra casi todos los días" desde el año próximo. "Por el camino que hemos comenzado, el año que viene vamos a estar casi todos los días comenzando el día de esta manera, inaugurando una obra, que va a transformar definitivamente la vida de mucha gente", resaltó.