Acusadas de "cartelización" y "abuso de poder dominante", y con la presión del Gobierno, los bancos podrían desprenderse de Visa y Banelco. Las dos empresas forman parte de Prisma, la compañía a la cual la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) las denunció.

Según publica el diario La Nación, la intención es desprenderse del negocio de procesamiento de las tarjetas y de los cajeros, y quedarse sólo con la gestión de la marca Visa, tal como hizo en su momento localmente Mastercard.

Esta medida favorecería al ingreso de inversores extranjeros para invertir en el país. Prisma no sólo es dueña de Visa Argentina y de Banelco, sino también de PagoMisCuentas.com y Monedero, entre otras compañías.

Prisma nació como compañía en 2014, tras la fusión de Visa Argentina y Banelco. Por ese entonces, la empresa de tarjetas que en el país es propiedad de 15 bancos, había intentado además comprar Red Link, un negocio que, sin embargo, no logró llevar a cabo.

"El Gobierno tiene a Prisma bajo la lupa por posible cartelización, sino que por estos días también todo el negocio de tarjetas y de comisiones está siendo cuestionado desde el Congreso, donde existe un proyecto de ley impulsado por la Confederación Argentina de la Mediana Empresas (Came) para eliminar los aranceles que los plásticos cobran a los comercios. Todo indica que es un negocio que va a cambiar", afirma el matutino.

En esta nota