La vida de Joaquín Stefanizzi corrió peligro por un corte de luz general en la localidad de Lomas de Zamora. Durante las cinco horas que duró la interrupción se mantuvo conectado a su respirador por un grupo electrógeno al que se le acabó la nafta.

"Lo que nos pasó es un riesgo que alertamos. En el verano sabíamos que iba a haber cortes. Hay otras personas electrodependientes a quiénes también se les cortó la luz", contó a El Destape Mauro Stefanizzi, padre de Joaquín.

La familia Stefanizzi avisó a la empresa Edesur del corte apenas se interrumpió la energía y conectó un grupo electrógeno que le prestaron para poder mantener conectado a Joaquín. El problema fue que al aparato se le acababa la nafta y la energía eléctrica no volvía. Sus padres debieron salir a recorrer, contrareloj, la zona de Lomas de Zamora para buscar combustible.

"Si no llegábamos a tiempo, mi hijo podía tener un daño cerebral irreversible por la falta de oxígeno. También podría haber muerto", explicó Mauro. Su hijo Joaquín nació con seis meses de gestación y 700 gramos, por lo que debió enfrentar un año de internación y diez cirugías que lo ayudaron a desarrollar sus órganos. Ahora necesita estar conectado a la energía eléctrica las 24 horas del día a un concentrador de oxígeno, que evita que sufra un paro cardiorespiratorio.

Embed

Junto a otros padres de personas electrodependientes, Mauro lucha para que el Congreso sancione una ley que les otorgue la electricidad subsidiada y les entreguen un grupo electrógeno a cada familia por si hay cortes.

La ley avanzó en las comisiones de Energía y Discapacidad, pero quedó bloqueada en la comisión de Presupuesto, que dirige el diputado de Cambiemos, Luciano Laspina. En una reunión que tuvo con los familiares de electrodependientes, Laspina se comprometió a tratar el proyecto de Presupuesto para que después sea votado en el recinto en marzo. Por el momento, a los familiares no les queda otra opción que rezan para que no se les corte la luz.

LEER MÁS: Familiares de electrodependientes desmienten a Juan José Aranguren

En esta nota