La ley, que fue aprobada este miércoles con 55 votos y sin debate, propone el otorgamiento del servicio eléctrico gratuito, permanente y con niveles de tensión adecuados a aquellas personas que lo necesitan para vivir.

Además, garantiza la provisión de grupos electrógenos sin cargo para evitar las complicaciones que pudieran surgir de los cortes en el suministro energético. La nueva norma crea un Registro de Electrodependientes a cargo del Ministerio de Salud de la Nación mediante el cual se le quita a las compañías prestadoras la facultad de definir quiénes serán los beneficiarios.

También se contemplan los costos de funcionamiento de los grupos electrógenos, se abre una línea 0800 para casos de emergencia y se invita a las provincias a adherir al régimen, ya que sólo en algunos distritos está regulado.

El proyecto, que fue impulsado en la Cámara alta por el senador por la Provincia de Buenos Aires Juan Manuel Abal Medina, Sigrid Kunath y otros, es iniciativa del diputado Carlos Castagneto y fue votado por unanimidad en la Cámara baja.

En esta nota