La Cámara del Calzado denunció que se perdieron 4.000 puestos de trabajo por el aumento de las importaciones, la caída del consumo y los elevados costos internos.

"La industria cayó 4,6% el año pasado. Estamos en un uso de capacidad instalada del 63%", explicó Alberto Sellaro, el presidente de la cámara que reúne a los fabricantes de calzado. Los principales productos competidores ingresan desde Brasil y China.

LEER MÁS: Declararon inconstitucional al DNU de Macri que modifica la ley de ART

En diálogo con Perfil, Sellaro profundizó que "a la caída del consumo interno se sumó el aumento de importaciones, que en enero de este año mostró una suba del 62%". Cuestionó que el Gobierno había prometido que en 2016 "sólo iba a entrar 24 millones de pares, entraron 27,3 millones, un 22% más que el año anterior".

LEER MÁS: La industria arrancó el año con un desplome del 6,4%

"Brasil es el principal proveedor de calzado importado. El año pasado, las importaciones crecieron 82%, mientras que las de China lo hicieron un 73%. Los acuerdos por cupos de importación con Brasil que marcaron la relación bilateral del sector en los últimos años no se renovaron el año pasado", explicó.

En esta nota