El Gobierno desarticuló este jueves los programas de seguridad "Cinturón Sur" y "Centinela", por las que se desplegaban efectivos de Prefectura y Gendarmería en la zona Sur de la capital y el conurbano bonaerense. La decisión fue adoptada a través de un decreto que llevó las firmas del Mauricio Macri; el jefe de Gabiente, Marcos Peña, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

En la norma se indicó que los programas de seguridad creados durante la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner generaron "un mecanismo rígido de organización, con presencia estática y focalizada, sin alcanzar los objetivos pretendidos, y en virtud del cual se ha confundido la tarea policial con el accionar propio de las Fuerzas de Seguridad con una misión especializada".

La ministra Bullrich afirmó que esta decisión es "un avance en el federalismo y en la autonomía de la Ciudad". "Desde que firmamos el traspaso (de la Policía Federal a la órbita porteña) nosotros en la ciudad somos soporte, no la centralidad como era antes", explicó a Infobae.

A través del decreto, también se dispone que un Centro de Planeamiento y Control disponga el despliegue de efectivos de fuerzas de seguridad federales.

Así, tanto Prefectura como Gendarmería no tendrán delimitado como en el Cinturón Sur un perímetro estático, según se informó. "Durante 2017 nos quedamos en todo el sur, pero puede que lo del norte lo realineemos, o que ocupemos más algunas zonas", infirmaron en el Ministerio de Seguridad.

El decreto publicado hoy en el Boletín Oficial derogó los decretos 2099/10 y 864/11 dispuestos en su momento por Cristina Kirchner porque los programas creados no permiten, según se indicó, "mecanismos de participación de las distintas jurisdicciones en la generación y seguimiento de las políticas y estrategias de seguridad, resultando en consecuencia una imposición del Estado a las provincias y a la ciudad , que no contempla la actual problemática del delito".

El "Operativo Centinela", presentado por la entonces ministra de Seguridad Nilda Garré, implicó el despliegue de unos 6.000 efectivos de Gendarmería en el conurbano bonaerense. "Cinturón Sur", en tanto, dispuso que 2.500 efectivos de la Gendarmería y Prefectura se desplegaran en barrios de la zona sur de la ciudad de Buenos Aires.