Tras la ola de críticas que recibió el Congreso, el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, anunció que suspende parte del aumento a los integrantes de esa cámara, que llevaba a los salarios de los diputados un 47% por encima del año pasado. Ahora, el incremento será de "solo" 31%, en sintonía con la paritaria de los trabajadores del poder Legislativo.

Monzó aplicó esta marcha atrás al "suspender" los aumentos en los gastos de representación. Además, el diputado anunció que se reunirá con los jefes de los distintos bloques legislativos para estimar "un nuevo esquema de actualización de costos".

La decisión fue anunciada en medio del debate por el Presupuesto 2017 en Diputados, que obtuvo media sanción y solo abarca a los miembros de aquella cámara. Ahora, la vicepresidenta Gabriela Michetti debería tomar una medida similar para que ocurra lo mismo en el Senado.

LEE MÁS

Embed

Cuando se conoció el "sueldazo" de los diputados, surgió una ola de críticas en contra, entre ellas del propio Presidente de la Nación, Mauricio Macri, quien reclamó "no pasarse de largo" con los aumentos de los sueldos de los legisladores. Monzó se reunirá en su despacho en la tarde de este jueves, en horario a confirmar, con los jefes de bancada para que entre todos consensúen una cifra razonable para esos gastos, de modo tal de desactivar el tema en la opinión pública.

"Me hago responsable del sinceramiento de esos gastos de los tramos aéreos y del aumento del gasto de representación", enfatizó, tras asegurar que "la dieta de los diputados fue confundida y tergiversada".